55 6388 6000 ventas@cocrear.mx

7 pasos para potenciar tu desarrollo personal y profesional

En la búsqueda para mejorar como personas o profesionales hay un sinfín de rutas disponibles. Sin embargo, siempre he sostenido que el paso más importante de todos es la autoconciencia.

En otras palabras, que tú mismo reconozcas que puedes y debes mejorar, tanto personal como profesionalmente.

Créeme que no hay peor error en la vida que ir pensando que lo sabes todo. Si es así, te esperan varios golpes duros…

Por otro lado, si estás aquí para mejorar, te aplaudo por ello. Has dado un paso gigante. Y justamente en este artículo, te esperan 7 pasos más para potenciar tu desarrollo personal y profesional.

Yo particularmente no suelo hablar mucho de desarrollo personal, pero si viene una persona interesada y con deseos de aprender, suelto TODO lo que he aprendido durante años (lectura, práctica, consejos).

No perdamos más tiempo y empecemos

1. Sé más individualista [Personal]

Comenzaré con uno de los consejos más poderosos para que puedas dimensionar todo lo que aprenderás hoy, aunque te advierto que muchos consejos no son del agrado de todos… Por eso solo hablo de esto con personas verdaderamente interesadas, justo como tú.

Ser más individualista claramente marco un antes y un después en mi vida. También me di cuenta de la cantidad de tiempo que estaba perdiendo en hacer cosas que no quería para personas que no les importaba…

Llegó un punto en el que dije “basta” y comencé priorizar todos mis objetivos y tareas. Yo estaba en el primer lugar de todo, por lo cual, automáticamente, empezaron a llegar muchos beneficios para mi vida.

Imagínatelo… Todos tus objetivos los marcas como prioridad. Todo lo que tenga que ver con aprender un nuevo idioma, dar una transformación corporal, resolver algún tema personal… Todos esos objetivos o prácticas les empiezas a dedicar una gran cantidad de horas.

¿Qué crees que sucede después de unas semanas? ¿Qué crees que sucede después de unos meses?

Pues lo que antes parecía imposible ahora está encaminado a suceder, todo porque dejas de realizar otras tareas que no son importantes para ti por centrarte en los objetivos que en realidad quieres conseguir.

¿Cómo crees que se siente haber alcanzado una meta que tenías desde el año anterior? Te adelanto que es super satisfactorio. Es ahí cuando empiezas a entender el “oye, yo sí puedo lograrlo”. Lo único que debes hacer es mantenerte concentrado en el camino y empezar a ser más individualista con tu tiempo, tu dinero, y tus acciones.

¿Cómo esperas alcanzar tus logros si siempre priorizas la felicidad de los demás por encima de la tuya?

¿Cómo esperas mejorar en algún área si siempre te limitas a ver en vez practicar?

Para reflexionar, ¿cierto?

En tal caso, este paso está muy ligado al siguiente

2. Aprende a decir no [Personal – Profesional]

Quizás la palabra más sencilla de pronunciar fonéticamente, pero verdaderamente difícil de decir. Este es un paso que te puede servir tanto en el ámbito profesional como personal.

¿Alguna vez has contado las veces que terminas en un lugar al que no querías ir? ¿O haciendo alguna actividad que no querías hacer?

Posiblemente muchas. Es ahí cuando piensas: “rayos, en este momento estaría haciendo XXX, para qué vine/hice…”

Claramente, tu subconsciente asimila la pérdida de tiempo. Dejas de hacer algo que es prioridad para ti y para tu sistema de creencias por complacer a otras personas.

Esto tiene mucho que ver con ser egoísta.

Te pongo un par de ejemplos:

– “Maria acompáñame a una fiesta”

– Tu subconsciente sabe que debes estudiar/trabajar en aquello que es importante para ti, pero por simple cortesía, respondes: “Estoy algo ocupada, ¿termina temprano cierto?”

– “Si claro, a las 11 estamos en casa” (tanto Maria como su amiga saben que es mentira)

– “Vale, te acompaño solo un rato”

Y así es como Maria deja de lado su proyecto solo por complacer a su amiga…

A mí particularmente me gustaría tener un contador con las veces que hice eso en un año. Claramente serian muchísimas, tanto en mi vida personal como en lo laboral.

Por ejemplo, ¿alguna vez has pensado en todas las veces que has ayudado a tus compañeros de trabajo en tareas que no te incumben ni te importan?

Lo básico para aprender a decir “no”, es entender que todas esas distracciones y solicitudes no llegan a ti por ser especial, y ojo, no dudo que lo seas; pero lamentablemente el verdadero motivo por el que llegan es porque no puedes decir que “no”. Las personas lo saben y se aprovechan de ello…

Como comentaba en el punto anterior, aprende a ser egoísta y priorizar tus objetivos por encima de todo, son dos pasos fundamentales.

3. Vuélvete fanático de lo específico [Profesional]

En el ámbito laboral, cuanto más específico seas mayores resultados tendrás en el futuro. Debes alejarte de lo general y volverte un profesional más de nicho. En otras palabras, trabajar en áreas muy concretas.

Por ejemplo, hay mucha diferencia entre un arquitecto común y un arquitecto especializado en viviendas inmobiliarias. Aunque hayan estudiado lo mismo, hayan ido el mismo tiempo a la universidad y tengan la misma edad, uno tiene más experticia en un campo que el otro.

Esto, aunque no lo parezca, tiene una enorme cantidad de ventajas en el ámbito profesional:

  1. Te diferencias del resto de profesionales, por lo cual, tendrás menos candidatos con los que competir dado el grado de especialización
  2. A pesar de que rechazas una gran cantidad de proyectos, tienes más afinidad y mayores probabilidades de conseguir los proyectos en los que te especializas, dado la exclusividad que tienes hacía cierto campo
  3. Puedes dedicarte a lo que te gusta en el área que te gusta. Si eres un profesional de marketing y tienes mucha afinidad con los proyectos B2B, puedes dejar de trabajar con el resto de proyectos que no te gustan tanto (retail, ecommerce, etc.)

Además, las probabilidades de que te vuelves referencia en un sector se disparan por las nubes.

Si pasas de trabajar en un área donde hay 1.000 personas, a un área donde trabajan solo 100, tu voz adquiere mucho más peso y habrá menos ruido alrededor.

Es cierto que especializarse no es una tarea fácil… Quizás te tome un par de meses o años, pero piénsalo: si decides no hacerlo, inevitablemente, ¡esa cantidad de tiempo va a transcurrir!

¿No es mejor dar el salto y comenzar a trabajar por especializarte en el área que más te gusta?

Pues claro que si…

4. Sincérate, encuentra tus problemas, y mejóralos [Personal]

El primer punto para mejorar es saber que tienes cualidades que no son tan positivas, aunque esto es más normal de lo que crees.

La mayoría de estas cualidades vienen dadas desde que eras un infante. Y dependiendo de las situaciones a las que te hayas enfrentado a lo largo de tu vida, puede que se desarrollen en menor o mayor medida.

Hay muchas personas agresivas o violentas que no les gusta actuar de esa forma, solo que es la única manera que conocen para resolver los problemas. Por eso sus reacciones parecen instintos naturales.

Lo peligroso de esto es creer que esa cualidad negativa es lo normal, es decir, que todos actúan o deberían actuar de esa manera. Al hacerlo, te estás condicionando mentalmente a que es una situación normal, por lo cual, no debe ser cambiada ni mejorada.

Bajo su lógica (una lógica errada), tiene sentido. No hace falta alterar algo que ya funciona bien…

Si te das cuenta, aquí el punto más importante es sincerarte, reconocer que posees una cualidad o habito negativo y trabajar por mejorarlo. En otras palabras, este paso inicia cuando te das cuenta de que hay algo que estás haciendo mal.

Yo particularmente era así… Hubo un punto de mi vida (cuando era adolescente) en la que quería  resolver todo con golpes o insultos. Me parecía el método más efectivo y rápido para resolver los problemas, ya que bajo mi lógica de ese entonces, dialogar con las personas era una pérdida de tiempo.

¿Cómo me di cuenta de que debía cambiar?

Lamentablemente cuando mi comportamiento se hacía demasiado notorio y comenzaba a afectar a los seres queridos que me rodeaban. Piénsalo, ¿a quién le gusta estar cerca de una persona grosera, agresiva e impulsiva? A nadie.

Cuando lo entendí, fui lo más sincero posible y me dije a mi mismo: “Esto está mal, debes mejorar”.

Y me puse en ello. Día tras día. Busque las mejores herramientas que me ayudarán a solucionarlo, y en un par de meses, había mejorado un montón.

Lo mejor de esta historia es que cuando mejoras una cualidad personal, tu círculo lo asimila de inmediato y lo ven con buenos ojos. Comienzas a recibir elogios de tus padres, familiares, amigos y hasta de compañeros de trabajo.

No hay nada mejor que te feliciten por un aspecto que has mejorado a nivel personal. Aunque no lo parezca, es una pequeña recompensa por el esfuerzo que has dedicado en mejorarte a ti mismo.

5. Aprende de las personas TOP con preguntas [Profesional]

Este paso es un 2 en 1 súper útil para la vida profesional. Es el más sencillo de aplicar y quizás el que más resultados te otorgue de manera inmediata, así que si decides aplicar aunque sea uno de los siete pasos, yo te recomendaría que escojas este.

Para explicártelo, debo ponerte en contexto rápidamente, así que la definición será breve:

Cuando haces preguntas a las personas TOP que te rodean suceden dos cosas:

  1. Aprendes del conocimiento inmediato por el cual preguntaste
  2. Obtienes una mejor relación con esa persona

Tan sencillo como lo escuchas.

¿Por qué sucede esto? Tiene que ver bastante con la psicología del ser humano y el ego de las personas con habilidades, puestos, o estatus altos.

Estos individuos no desean saber nada acerca de problemas, malas noticias o situaciones ajenas a su vida. Debes entender que ellos ya tienen un montón de cosas en qué pensar, y no están nada interesados en seguir sumando nuevos temas a su cabeza.

Lo peor que puedes hacer para agradarles, es sentarte a hablar por un largo y tendido rato acerca de algo que a ellos simplemente no les interesa.

Entender que ellos son personas protagónicas y así les gusta sentirse en la mayoría del tiempo, es vital para obtener una buena relación con ellos.

Si quieres que algún jefe o inversor se fije en ti, haz lo siguiente:

  • Consigue charlar con él o ella en cualquier circunstancia (puede ser en privado o alrededor de un grupo de personas)
  • A la hora de escoger un nuevo tema de conversación, cede todo el protagonismo al individuo. Limítate a preguntar y luego a escuchar atentamente
  • Ve formulando preguntas que tengan intereses afines entre ambos, es decir, hazle preguntas acerca de temas por los cuales ambos se interesen

 

Aunque parezca una tontería, automáticamente, haces que la otra persona entre en su zona de confort mientras está contigo. En otras palabras, la persona entiende que tu compañía es sinónimo de un rato agradable, por lo que estará dispuesto a pasar más tiempo contigo sin pensarlo.

Además, siempre es bueno que las personas entiendan los puntos de interés que tienen en común de manera subliminal.

Te pongo dos ejemplos:

“Su reloj está muy lindo Sr./Sra. Xxx; A mí también me gustan los de ese tipo”

“Sr./Sra. xxx, ¿qué lo/la llevo a escoger un reloj de ese tipo? ¿Por qué escogió ese entre tantas opciones? ¿No le parece muy pesado/llamativo/incómodo?”

Piénsalo… ¿En cuál situación crees que la persona se sentirá más a gusto contigo?

Es muy probable que le hayan resaltado los atributos del reloj en otras oportunidades, pero ¿cuántas personas se detuvieron a preguntarle por qué había escogido ese reloj en particular?

Como puedes notar, es un tema bastante extenso y al cual se le puede sacar muchísimo provecho. En el libro “como ganar amigos e influir en las personas” puedes profundizar más en este concepto.

6. Mejora tus interacciones personales. Practica con tu círculo íntimo [Personal]

Justo como en el punto anterior, hay pequeños tips o prácticas que puedes aplicar a tus interacciones con otras personas para mejorarlas y tener una relación más fructífera con cualquiera que se te cruce.

Son más bien como pequeños “hacks” que marcan una diferencia antes de que cualquiera entre en contacto contigo.

Por ejemplo: a una persona NUNCA se le dice que está equivocada, menos en público…

Cuando lo haces, afectas a su ego directamente y desacreditas un pensamiento/ejecución que él posee. Automáticamente, esa persona te comienza a ver con otros ojos, ya que te encargaste específicamente en demostrar que algún razonamiento tuyo era mejor, o simplemente que estaba equivocada.

¿Cuál es el método correcto entonces? Mostrarle otras alternativas que pudiesen sustituir a sus argumentos. Luego, su cerebro, de manera automática, se dará cuenta de que no tenía tanta razón como creía en el pasado.

Hay muchos consejos y tips aplicables en esta área. Lo difícil es aprenderlos y memorizarlos todos… Así que lo recomendable siempre es comenzar con uno.

Adopta el consejo que te dimos en el ejemplo y comienza a practicarlo con tu círculo cercano hasta que lo hagas en automático. Luego, cuando estés en contacto con desconocidos o con personas que no te tienen tanta confianza, podrás aplicarlo sin reparos y exprimir sus resultados.

Aprende nuevos tips cada vez que puedas y verás cómo tus interacciones personales mejoran del cielo a la tierra.

7. Aprende el arte de la meditación [Persona – Profesional]

Aunque parezca fuera de contexto, no sabes lo mucho que puedes mejorar a nivel personal o profesional si comienzas a meditar con regularidad.

Hay miles de historias en internet acerca de los beneficios de la meditación, así que no me centraré en ellos en este momento. Puedes buscarlos por ti mismo e informarte si lo deseas.

Como tal, la meditación no mejora tu desarrollo personal o profesional, pero los resultados que te otorga la meditación si lo hacen, aunque de manera indirecta. Por esa razón hablaré de ella desde un punto de vista más práctico.

Para empezar, la meditación es definida como la consideración de algo con atención o una reflexión intimista. En otras palabras, es una práctica en la que te enfocas o te concentras en algo en específico (normalmente es la respiración), lo que eleva tu nivel de concentración por las nubes.

Al repetir un estado de concentración y relajación tan profundo, y de manera tan constante, comienzas a adoptar varios hábitos de manera inconsistente (como te comente al principio), lo cual tiene beneficios inmediatos en tu día a día.

En cuanto al desarrollo personal:

  • Te mantienes mucho más sereno y tranquilo ante situaciones de estrés.
  • Pierdes la paciencia con menor frecuencia.
  • Logras empatizar a un nivel mayor con las personas que te rodean

Todo porque prácticas y estás constantemente en un estado de relajación. Por ello los factores externos de tu día a día te comienzan a afectar menos, ya que estás mucho más entrenado para soportarlos.

En cuanto al desarrollo profesional:

  • Puedes mantener niveles de concentración altos por periodos prolongados
  • Regulas la sensación de ansiedad ante los momentos de incertidumbre, al punto de eliminarla prácticamente
  • Mejoras los procesos de reflexión para evaluar tu trabajo de una manera más honesta y sincera

Al verte involucrado en un proceso concentración y auto descubrimiento repetitivo, los factores que antes te absorbían en el trabajo los comienzas a mirar con otros ojos… Te das cuenta de que hay muchos que no merecen importancia, lo que te permite enfocarte en los factores donde puedes explotar todo tu potencial.

Sí, sé que suena difícil de creer, pero es un hábito que tienen la mayoría de personas exitosas. Piénsalo, para estar bien con los demás, debes estar excelente contigo mismo.

Para evitar que los factores externos te desestabilicen, necesitas mejorar tu concentración todos los días.

Todo ello se logra con meditación.

Espero que los 7 pasos desglosados te abran los ojos y sean el comienzo de una transformación, tanto a nivel personal como profesional.