01800 16 18 170 ventas@cocrear.mx

Seas del país que seas, edad, raza o constitución, en algún momento de nuestras vidas nos topamos con alguna incómoda realidad que queremos cambiar. Puede estar relacionada con motivos personales, como modificar nuestra apariencia perdiendo peso o empezar una relación de pareja con otra persona. Cambiar de trabajo, cambiar de ambiente o solucionar problemas familiares. Cualquier sensación que nos produzca insatisfacción interior nos está diciendo que existe una situación no resuelta que impacta nuestros sentimientos de satisfacción.

Sí, puede que la solución sea bastante obvia, pero la rutina diaria y las costumbres nos impiden ver la salida a ese cambio de paradigma y nos es imposible escapar de la norma por culpa de las malditas costumbres. Es en este momento, al no saber cuál es nuestra misión en la vida, cuando tenemos la maravillosa oportunidad de acudir con un buen coach para que nos acompañe a aprender a asumir un nuevo estilo de vida.

La disciplina para cambiar tu estilo de vida

La inercia es un duro contrincante que te consume interiormente debido a que no te permite cambiar fácilmente. Una rutina instaurada en tu mente que se repite constantemente de modo subconsciente y sin pensar. Por ello la disciplina es vital en la vida. No solo por ser una actitud para afrontar las vivencias diarias, sino porque como fuerza de voluntad es capaz de cambiar tu forma de pensar y ver los problemas desde otras perspectivas.

El tesón de comenzar a realizar pequeñas acciones diariamente será lo que nos saque de esas costumbres enraizadas y nos abra el camino para el nuevo estilo de vida. Se podría decir que hacer cosas nuevas de forma distinta a lo habitual es el éxito para el cambio.

La ley del mínimo esfuerzo es casi una filosofía de hoy en día y la pereza es la hermana de ésta. Pero no solo estas dos, cualquier excusa es buena para ser un holgazán y escudarte en tu pésima vida. ¿Cómo escapar de esta visión pesimista? ¿Cómo salir de nuestra rutina? Muy fácil y a la vez complicado, tendremos que usar la disciplina para salir de la zona de confort.

Sal de la zona de confort con disciplina

Anteriormente, en uno de nuestros artículos, hablamos de la zona de confort. Un subconjunto de rutinas conductuales que nos encierra en un círculo y nos dificulta el cambiar nuestra forma de ver los hechos cotidianos.

Por eso te decimos que no te hagas de rogar, ponte las gafas de la aventura y deja la de las obligaciones. No podrás ganar esta batalla si no estás motivado y tienes alguna razón de peso emocional que nos satisfaga anímicamente. Sin estos alicientes espirituales estaremos vacíos y no tendremos deseos de comenzar una nueva experiencia vital.

Aquí no se trata de hacerlo porque sí. Debes encontrar la determinación suficiente para sacar a flote tu nuevo estilo de vida, y eso no lo conseguirás sin una fuerte determinación.

Las buenas compañías son muy importantes para motivarte y empezar un nuevo estilo de vida. Aléjate de las personas tóxicas que son pesimistas y no transmiten buena energía. Debes hacerte amigo de personas fuertes que te ayuden a alcanzar tus metas. Que vayan de la mano contigo para enfrentarte a tus miedos y encontrar el camino hacia la felicidad. Y, sinceramente, este tipo de apoyo tan poderoso lo puedes obtener a través del acompañamiento del Coaching.

Adopta un nuevo carácter y personalidad

Si algo es sabido es que tener disciplina origina una nueva personalidad y carácter, virtudes importantísimas para alcanzar la autorrealización personal. La creación de nuevos hábitos por parte de ella solo es una consecuencia secundaria, pues la primera es encontrar una nueva forma de experimentar la vida.

Así mismo, al cambiar de personalidad, se nos abren muchas puertas que antes ni siquiera sabíamos que existían. Por ejemplo, que generamos otra impresión a las personas que nos rodean, permitiéndonos tener oportunidades para adoptar nuestro nuevo estilo de vida

En resumidas cuentas, para hacernos a la idea de un nuevo estilo de vida es imprescindible adoptar una férrea disciplina que nos genere nuevos hábitos. Solo así crearemos una personalidad hacia el éxito y la superación personal.