01800 16 18 170 ventas@cocrear.mx

Supongo que si has leído el título de este artículo tendrás curiosidad por saber qué son las preguntas poderosas y qué función desempeñan en el Coaching. El motivo de pensarlo radica en que todos sabemos que una sola pregunta cuando es poderosa puede cambiar el rumbo de tu vida ya que los interrogantes potentes son realmente transformadores de nuestro entorno.

Cuestiones profundas para cambiar tu vida

Las preguntas esenciales derriban los muros que aprisionan tu conciencia y logran que ésta se expanda y abarque una realidad menos condicionada y más plena.

Yo mismo me hago preguntas continuamente con la intención de averiguar lo que realmente quiero, conocer de primera mano qué rumbo quiero tomar en mi vida. Porque muchas veces damos respuesta a todo, pero no buscamos el fondo del mismo.

Para entenderlo hay que tratar a las preguntas poderosas como dudas curiosas acerca de tu vida. Es por ello que deben poseer una clara intención e ir focalizadas a buscar una respuesta en el Coachee (cliente). No son cuestiones cómodas porque van a ahondar en lo más profundo de tu ser, desafiarán tus principios y te harán pensar durante un buen tiempo quién eres y qué es lo que has hecho durante tu vida.

¿Para qué hacer preguntas poderosas?

Su misión será que salgas de tu zona de confort para que saques a relucir lo que ocultas bajo una capa de vergüenza o incomodidad. Muchas veces cuando te hacen una cuestión poderosa respondes automáticamente de forma inconsciente sin pararte a pensar que hay detrás de lo que has dicho. Ahí radica la importancia de estas preguntas tan potentes, en que te hagan llegar más allá de tus limites mentales.

Las preguntas poderosas son una brújula que guiará al Coach para saber dónde tiene que buscar. Así sabrá de primera mano donde tiene que escarbar y en el sitio que se encuentran tus problemas.

¿Qué cómo lo puede saber? Muy sencillo, viendo cómo reaccionas a estos incómodos interrogantes que te sacarán de tu zona de confort. Tu reacción ante ellas será determinante para hacerte pensar y poder ver donde antes no podías. Aflorará de ti lo que ha estado oculto a la luz de tu conocimiento. Preguntarte a ti mismo es la principal motivación para dirigirte a tus metas propuestas.

¿Qué tipo de preguntas son las que funcionan?

Son esas preguntas que son capaces de reiniciarnos, de encender nuestra conciencia, de descorrer las cortinas de nuestra mente para que la certeza se abra paso entre todas nuestras dudas. Esas preguntas que nos hablan de frente y sin rodeos, que viajan directas al corazón y que en un salto cuántico despejan el camino que lleva desde nuestro intelecto hacia nuestro auténtico ser.

Es fundamental que robes todo el tiempo que puedas para encontrar esas preguntas. Hacértelas te ahorrará muchísimo tiempo cuando sientas que tu vida está atascada. No te podemos dar ninguna en concreto porque cada persona es distinta y tiene distintas respuestas que dar, pero cómo ejemplo podríamos decir cuestiones como:

¿Eres feliz? ¿Qué es la felicidad para ti? ¿Qué estás haciendo hoy para ser congruente con ese definición de felicidad? ¿Qué quieres hacer en la vida? ¿De qué manera consideras que te gusta la manera en cómo estás llevando tu vida? ¿Qué es el amor para ti? ¿Qué conexiones especiales tienes con tu trabajo actual?

Estos interrogantes son como un machete que abre camino a través de la jungla de tus pensamientos, te conducen hacia el claro del bosque, las que desactivan el piloto automático y te ponen a funcionar en modo manual para tomar las riendas de tu vida y en definitiva las que te hacen estar más vivo.